Holanda en Semifinales

Posted on julio 2, 2010. Filed under: Mundial Sudafrica 2010 | Etiquetas: |

Holanda se clasificó hoy a las semifinales del Mundial de fútbol de Sudáfrica tras batir por 2-1 a Brasil, la gran favorita al título y que se despide de su sueño del hexacampeonato en cuartos de final, tal y como le sucedió en 2006.

Con Wesley Sneijder en una tarde inspirada y un autogol de Felipe Melo, que también terminó expulsado, Holanda dio el gran golpe y jugará por un puesto en la final ante el ganador del duelo entre Uruguay y Ghana.

Brasil inauguró el marcador a través de Robinho y dominó ampliamente en el primer tiempo, pero en el complemento, Melo anotó contra su propio arco el tanto de empate de Holanda, que luego selló su triunfo con un gol en propia meta del centrocampista y con otro de Sneijder.

Melo, quien fue el autor del pase que resultó en el gol de Brasil, al final se convirtió en el “villano” de la derrota brasileña, ya que, además del autogol, dejó a su equipo con diez hombres a los 74’ por pisar a Arjen Robben.

Robben

El segundo tiempo de la “verdeamarella” anuló totalmente la buena imagen dejada por los pupilos del técnico Carlos Dunga en los primeros 45 minutos del partido disputado ante más de 40.000 personas en el estadio Nelson Mandela Bay.

Brasil empezó claramente mejor, e inauguró el marcador a los diez minutos de juego a través de Robinho, tras recibir un bellísimo lanzamiento en profundidad de Melo.

La “naranja” sintió el golpe, pero claramente no estaba muerta, y un minuto después el portero brasileño Julio César enfrentó con éxito su primera prueba, al desviar un disparo de Kuyt y evitar el que sería el gol de empate.

A partir de ese momento, el partido asumió un aire épico entre un Brasil que buscaba aumentar su ventaja al tiempo que trataba de frustrar los rápidos y certeros contragolpes de Holanda, que sometían a la sólida defensa “verdeamarela” a su prueba más dura en lo que va del Mundial.

Los holandeses se enfrentaron, sin embargo, con el “muro” defensivo de Brasil, que no dejaba espacio de juego para las principales estrellas del equipo adversario, Robben y Sneijder, que eran rodeados por tres marcadores cada vez que recibían la pelota.

Asimismo, los “oranje” obtuvieron sus mejores oportunidades del primer tiempo en jugadas de pelota parada: un tiro libre demasiado alto de Van Persie, a los 17’ y otro mucho más preciso de Sneijder, a los 36’, que Julio César atajó con esfuerzo.

Brasil parecía más cerca del segundo gol que Holanda del empate. Un disparo de Juan a los 25’ pasó muy cerca del arco holandés y, a los 31’, Robinho protagonizó una de las más bellas jugadas del Mundial al dejar por el camino a varios marcadores con sus “bicicletas” y entregar el balón a Kaká, cuyo remate a gol fue milagrosamente desviado por Stekelenburg.

Pese a la presión “verdeamarela”, que concluyó a los 45’ con un disparo de Maicon que rozó el palo del arco holandés, el marcador no volvió a moverse hasta el final del gran primer tiempo del duelo, en el que las grandes estrellas de Holanda poco lograron hacer ante la dura marca brasileña.

Un golpe de suerte al inicio del segundo tiempo cambió totalmente la cara del partido. En el minuto 54, al intentar desviar de cabeza un centro de Sneijder, Melo anotó contra su propio arco el gol del empate de Holanda.

A partir de ahí, Brasil, que hasta ese entonces administraba su ventaja sin demasiado esfuerzo, pasó a revelar señales de intranquilidad, mientras que Holanda cobró nuevo aliento para buscar la victoria y seguir en búsqueda del sueño de conquistar su primer título mundial.

El incansable Kaká trataba de empujar a su equipo hacia adelante y estuvo a punto de restablecer la ventaja brasileña a los 66’ con un disparo que pasó cerca del travesaño holandés. Pero la “Naranja” volcó el marcador a los 68’: Sneijder remató de cabeza un córner ejecutado por Robben.

Ello desestabilizó completamente el equipo de Brasil, que a los 74’ se quedó con diez hombres tras la falta durísima de Melo sobre Robben.

A partir de ese momento, el estadio se tiñó de naranja. El equipo brasileño buscaba evitar -muchas veces a través de faltas- un triunfo más amplio de Holanda, y sus oportunidades de restablecer el empate y llevar el duelo a la prórroga se resumieron a un disparo de Gilberto Silva atajado por Stekelenburg a los 82’.

Con la paciencia de su equipo y con el talento de Sneijder, Holanda enseñó hoy en Port Elizabeth sus credenciales de serio candidato a campeón en Sudáfrica.

Síntesis

HOLANDA: Stekelenburg – Van der Wiel, Heitinga, Ooijer, Van Bronckhorst – Van Bommel, De Jong – Robben, Sneijder, Kuyt – Van Persie (85’ Huntelaar).

BRASIL: Julio César – Maicon, Lucio, Juan, Michel Bastos (62’ Gilberto) – Dani Alves, Gilberto Silva, Felipe Melo – Kaká – Luis Fabiano (77’ Nilmar), Robinho.

Árbitro: Nishimura (Japón)

Goles: 0-1 Robinho (10’), 1-1 Felipe Melo (53’ en propia meta), 2\NULL1 Sneijder (68’)

Tarjetas amarillas: Heitinga, Ooijer, De Jong, Van der Wiel / Michel Bastos.

Tarjeta roja Felipe Melo (73’)

Espectadores: 40.186

Fuente: DPA

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: